Viaje a Laponia – A la caza de la Aurora Boreal

Hoy era el día elegido para ir a la caza de la Aurora Boreal, todo el mundo nos había recomendado no hacerlo pues estábamos demasiado cerca del círculo polar para contar con muchas posibilidades de verla, pero como en el fondo somos cabezotas y pensamos que vamos a tener suerte, nos embarcamos en esta aventura.

En estas fechas oscurece pronto por estas latitudes, así que no hace falta que sea muy tarde para poder ver una aurora boreal. Como en otras ocasiones en este viaje hemos decidido realizar esta excursión con la agencia Lapland Safaris que se han portado de forma maravillosa con nosotros y a la que estamos muy agradecidos.

A la hora indicada, las 18.00h, nos presentamos en sus oficinas y ya equipados con la ropa que te prestan, puesto que hacía mucho frío, nos subimos a un autobús que nos llevará a las afueras a un bosque donde la oscuridad nos permita poder ver una aurora boreal. Hemos decidido hacer el paseo en raquetas de nieve, porque la moto ya la hemos cogido varias veces y sin embargo nunca habíamos andado con raquetas, una experiencia nueva.

Al llegar al oscuro bosque no demasiado lejos de la ciudad, nos bajamos y nos dan las raquetas no sin antes explicarnos como se ponen. La verdad que la primera vez no es tarea fácil, sobre todo si tenemos en cuenta que las manos están a punto de congelarse. Ya en este momento empezamos a vislumbrar en el cielo lo que parece una inminente y majestuosa aurora boreal.

Cuando todo el grupo termina de ponerse las raquetas empezamos nuestro paseo en fila de a uno por el bosque. Cuanto más nos adentramos en el bosque y más oscuro se va poniendo todo, más claramente se ve la aurora boreal.

A la caza de la Aurora Boreal

Sin duda alguna es un espectáculo magnífico, me quedo sin palabras a la hora de describir su belleza y lo que se siente en ese momento. Estás en medio de un oscuro bosque y el cielo brilla y baila para ti con colores amarillo verdosos en nuestro caso.

Sientes que el cielo te está haciendo el mejor regalo de navidad de la historia, algo que nunca olvidarás y que seguramente sea una experiencia única en tu vida. Seguramente los habitantes de esta zona lo vean muy a menudo, pero nosotros desde luego no creo que volvamos a verlo jamás.

El paseo por el bosque continúa mientras vas maravillándote con la vista de la aurora boreal y mientras algunas personas se caen claro, incluída yo, jajajaja. Es muy difícil andar con raquetas de nieve por primera vez por un bosque lleno de nieve y además mirar hacia arriba para ver la aurora boreal.

Casi al final del paseo, te llevan a una cabaña donde preparan un fuego y hacen unas salchichas en el fuego mientras tomas jugo de bayas caliente para tratar de entonar el cuerpo. Cosa que creedme es bastante difícil aún con toda la ropa térmica de buena calidad que llevamos puesta.

El principal problema lo encontramos en las manos, el resto del cuerpo más o menos se lleva, pero las manos se ve que los guantes no eran tan buenos como pensábamos.

A la caza de la Aurora Boreal

Tras esta merienda, termina el paseo con la vuelta andando hasta el punto de partida donde te recoge el autobús y te lleva de nuevo a Rovaniemi. La excursión viene a durar aproximadamente tres horas donde sin duda alguna, si tienes la suerte de disfrutar del espectáculo de una aurora boreal disfrutarás como nunca en tu vida.

A la caza de la Aurora Boreal

Una vez el autobús nos deja en Rovaniemi y como ya es tarde para buscar restaurante compramos una pizza en el Koti Pizza, justo enfrente del Hotel Sokos Vaakuna donde nos estamos alojando.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *